Días locos y locos todos los días – Parte 3

Ay, mucho tiempo sin escribir. Entre que me vino la merytolokah a ver y que estoy de vacaciones, se me fue el santo al cielo. Pero aún así, como para olvidar el viaje a Edimburgo con los locos estos de la family.

Salimos un viernes a eso de las once de la mañana para Edimburgo. Estuvimos paseando y visitando tiendas de turistas. Y comprando galletas, que es lo importante. Luego ya nos fuimos a comer. SCOTTISH TRADITIONAL FOOD. Eh, sí, tienda de lupas. Vaya, que no se veía ni la comida en el plato de lo poco que servían. El pollo desmigado cabía en media tarrina pequeña de helado. Al menos hubo un descojono importante con esto de las cosas pequeñas. Si no se come, al menos se ríe.

Y de ahí a por el postre, a otro sitio claro. A la cafetería de Popotter. Tengo que confesar que lo que más me gusta de ese sitio es el baño.

DSC_1032  DSC_1033  DSC_1034  DSC_1037

Por supuesto que dejamos la marca otazumanía ahí escrita. Se nos fue un poco la perola mientras lo escribíamos pero bueno, ahí está. Eso sí, otra de las cosas por las que me quedaba toda la vida en esa cafetería es la tarta de chocolate velvet con queso. AAAAAY AMIGOS. Qué cosa más rica. Madre mía. Amazing tarta. Ideal para cuidar la línea curva que empiezo a tener.

Na, y eso. Después del popotter’s bar nos fuimos a la tienda de segunda mano. Ay, ahí ganamos, por lo menos,  mil años de vida. Qué risas. Los tres hombrecillos de la casa se probaron los kilt, esas faldas escocesas que llevan por aquí. Aitor no se lo probó porque le dio vergüenza, pero ya para la próxima no se libra. No subo las fotos porque aprecio mi vida, pero la verdad es que son buenísimas.

Después ya relajamos el paso y dimos un rodeo al castillo y al centro de la ciudad. Íbamos poquito a poco porque los abuelicos se me quejaban de que les metía mucha caña andando. Así que nada, cual tortuguicas íbamos. Ay, qué ciudad más bonita es Edimburgo. Si tuviese que elegir una ciudad para vivir, elegiría esta.

DSC_0916  DSC_0924  DSC_0978  DSC_0959  DSC_0995  DSC_0996  DSC_0958  DSC_0948

Y andando, andando, llegamos a un kebab. Eso sí que eran platos de comida y no lo de la Scottish traditional food. Madre mía. Así que ahí estuvimos cenando. Y a las nueve…. TOUR DE LOS FANTASMAAS!

Pero vaya fracaso. El tour nos llevaba por todos los sitios por los que habíamos ido esa misma mañana. Vaya suerte la nuestra y la del resto de españoles. Veinte estábamos en el grupo y todos habíamos visto ya esos sitios. A los veinte minutos nos quedamos solo nosotros. Vaya éxitazo de tour. Eso sí, estuvo chulo. De nueve a once de la noche andando por la ciudad a oscuras y recorriendo cementerios. Vaya fiestón. Total que para cuando llegamos a Stirling, las doce que nos dieron.

Y al día siguiente a las nueve ya estábamos juntitos. Y de vuelta a Edimburgo. A mi castillo de vacaciones que fuimos. Un poco tristón estaba porque llovía, pero muy chulo. Es lo que tenemos los de la realeza. Yatusah. Dos horas y media de recorrido. Ahí es ná! Y luego a comer a un italiano. Madre mía. Eso sí que es comida y no lo de la Scottish, digan lo que digan. Y de postre un heladico, cómo no.

Entre una cosa y otra nos fuimos a las seis para casa. El sábado ya era el último día que estaban aquí y cenamos en Stirling. Fue un broche muy bueno a una semana muy buena también.

Un placer la visita. Mis escoceses y yo os esperamos de nuevo por aquí!!!

See you soon,

Amaia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s