De menos

Hace muchos días que quiero volver a pasarme por aquí. Las ultimas semanas están siendo una auténtica locura en el interior y en el exterior de mi cabeza.

Nunca he sido muy amiga de los cambios. En el fondo me gustan, pero me aterrorizan. Imagino que es ese miedo a que las cosas nunca vuelvan a parecerse a su estado previo.

Hace un par de días volví a escuchar la voz de Clemente. Hacía casi un año que no me paraba a escucharle. Después de días con sueños inquietos, caí en cuestión de segundos. Tan solo me dormí cinco minutos, pero sentí una calma que me acompañó el resto del día.

Es difícil adaptarse a una época como la de ahora, cuando el confinamiento marca todos los aspectos de tu vida. Por suerte, apenas lo noto. Entre los estudios, el trabajo y qué sé yo, los días se pasan rápido. Aun así, dentro de mí noto que algo está cambiando, algo que no termino de identificar, pero que cada día me acerca un poco más a una nueva versión que quizá sea mejor que la anterior.

Cómo echo de menos a la Bego.

Cómo echaba de menos escribir.

Cómo te echaba de menos, Amaia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s