Pinche pendejo

Huele raro otra vez. Raro, no. Huele mal. Huele a vagón de metro en hora punta. Suspiro. “Come on, come on, turn the radio on” – Vamos allá, Amaia, que solo es lunes. Eh, para para, hay asientos libres. Lo huelo. Bueno, huelo a vagón de metro en hora punta pero lo sé, hay sitios. “Corre, pequeña”- me animo- “Ese asiento de allí lleva tu nombre”.

Me siento. Estoy vieja, me duele hasta ese músculo que nadie sabe cómo se llama pero a todos nos duele. Sí, ese. El que va desde la oreja hasta el dedo gordo del pie. Venga, vale. Me encanta quejarme. Me aburro. ¿Saco un libro? No, gracias. Qué pereza. Pero la mujer del abrigo rojo que está sentada a mi lado tiene un e-book entre sus manos. Eh, y el hombre que tengo justo al otro lado, que tiene una cara de mala leche de cuidado, también tiene un libro electrónico. Mmmm, veamos….

“Pinche pendejo”. La señora del abrigo rojo acaba de pasar página y la página empieza con un cariñoso “pinche pendejo”. La historia parece que va de dos hombres en un barco, que si uno quiere bajar al puerto a emborracharse, que si el otro se quiere volver para su tierra… Vuelve a pasar la página. Carajo, qué rápido lee la señora del abrigo rojo.

El señor con cara de mala leche está leyendo algo más aburrido. No sé de qué va. Pero no dice “pinche pendejo”. No me gusta. Me decanto por la señora del abrigo rojo. “¡Pero señora, por dios, no pase la página otra vez que no leo tan rápido!”.

Ah, vale, sí. Resulta que uno de los dos muchachos del barco es un poco holgazán y parrandero. Le gusta el vino y las mujeres. Trabajar, lo que es trabajar, le gusta poco. Al otro parece ser que le metieron a la fuerza en ese barco. Alguna cuenta pendiente con la Justicia. Qué calamidad. “Ay, no, ¡señora, por favor, no se baje usted del vagón que la historia estaba interesante!”.

Vaya, otra historia que nunca terminaré de leer. ¿Qué será del joven holgazán y parrandero al que le gusta el vino y las mujeres pero que odia trabajar? ¿Y el otro? ¿Volverá a su casa alguna vez? Je, se ha sentado una mujerica mayor de chaquetica a cuadros. También lleva libro. Veamos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s