MERMELADA CASERA A DIETA

SÍIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII! ME HE PUESTO A DIETA. Na, que sigue siendo imposible. Es que a mí eso de pegarme el día calculando proporciones de comida… Qué no, qué no. A ver, que yo lo intento eeh… que como muy sano y verduritas y tal…y casi sin chocolate. Un poco sí, que oye… tampoco es plan de sufrir a lo tonto. Una dieta depurativa no es tal sin un poquín de chocolate. ¿Sí o no?

Ah, y otra cosa. Hacer dieta sana está bien..pero eso de comer cantidades ridículas de comida… qué quieres que te diga. Comida sana sí, pero en cantidades industriales. Que una tiene unas lorzas que alimentar. Ya cuando me ponga a dieta estricta, allí por el siglo XXX, pues ya si eso, me planteo el comer mini – raciones. Esto de la cocina moderna de menos es más (a excepción del precio, claro) es un cuento chino como la copa de un pino.

Ya me engañará la Lucía para ir más al gimnasio, que esta mujer hace conmigo lo que quiere. Buena es ella.

Y buena soy yo también. Que como soy masoca pues me ha dado por hacer mermelada casera. Mermelada o compota. Yo ya no estoy segura de nada. Que si más azúcar, que si menos… Cualquier día me leo la receta exacta y hago maravillas. Por el momento es mermelada made by Amaia. Amazing, awesome grumosa mermelada. Y light. Porque una buena cocinera debe probar sus obras, y si estoy a dieta, pues habrá que hacer las cosas light, digo yo.

Ay, que dura es la vida de la que está de vacaciones mientras el resto está hipermegaliado. Hace un día precioso y nadie viene conmigo…tendré que ir a reflexionar solita y abandonada por los caminos de por aquí. Bueno igual no, que está la casa patas arriba. Si es que además de master chef ya empiezo a parecer mamá. Que se lo digan a la trincheras!!!!!!!!!!! La Isabelica de mi arrma. Se está quejando todo el día de que le echo la bronca. Mira mi arrma, que te castigo en tu trinchera y de ahí no sales para nada, eh? PARA NADA.

Vaya por dios.

Y encima estamos sin dinero para la electricidad. Que no nos dejan pagar hasta el lunes. A las nueve de la mañana nos cortan la luz. Hasta entonces tenemos un friendly credit como lo llaman. Anda queeeeeeeeeeeeee. Lo que no nos pase a nosotras. Somos las mejores. Y si lo somos, se dice y punto.

Ayer volvieron todas de vacaciones. Mega abrazo familiar y reunión en el pasillo para contarnos nuestras cosas. Ay, ay, ay, las cosas que les pasan. No hay que dejarles solas jamás. Voy a tener que ser la mamá de todas.

Ya en cuanto pase esta infernal dieta de cinco días, CINCO LARGOS DÍAS, ya cuando eso, me pongo a cocinar en condiciones, cual mamá. Con alguna salsica y eso, que el pollo a la plancha es más triste que un día sin chocolate.

Uy pero si la colada está sin haceeeeeeeeer! Uy que despiste. Voy a tener que bajar mil ochocientos escalones una y otra vez para poner la lavadora y la secadora… Y pelearme con ellas, una y otra vez, porque claro, yo buena intención le pongo… pero que no hay manera de que laven todo, y menos aún de que lo sequen. Otra vez a tener mi cuarto como un tendedero. Madre mía QUÉ PEREZA DE VIDA.

Ale, see you soon,

Amaia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s