Españoladas varias

Ay, qué bien empezó el domingo. Digamos que las tres mujercitas de oro (Amaia, Amaia y Amaia. Digo Isabel, Lucía y Amaia ;)), pasamos la noche en nnuestro piso y nos fuimos para Edimburgo. Vaya cenita y vaya desayuno… El pan tumaca con jamón y la tortilla ya son de la familia.

10968303_10204950580477759_8784796996602948385_n

Y eso, para Edimburgo que nos fuimos! Y cómo no… la liamos. Digamos que perdimos el tren, un gorro… pero logramos encontrarlo, y coger el siguiente tren. Ahora…que vaya matraca que les dimos a todos en el tren. Venga a hablar. ¿A que no le extraña eso a nadie? jaja Y aleeeeeeee a Edimburgo que llegamos.

Tenemos más peligro que un mono con navaja (ahora que Isabel ya ha oído la frase puedo repetirla siempre que quiera sin que me mire raro). Para empezar no sabíamos salir de la estación. Vale, tampoco era muy difícil. El problema era orientarse en la ciudad. Si es que nosotras somos las mejores… pero lo que mejor se nos da es que nos guíen. A mí no me engañan, nos cambiaron los nombres de las calles un par de veces para que no nos encontrásemos.

Y claro, mientras nos reordenaban las calles tuvimos que entrar a mirar ropa en algunas tiendas… (no fui yo papi, fueron las otras dos). Y ay la que me van a liar. He accedido a que Lucía me compre ropa en Polonia. Mami, tengo un poco de miedo, pero poco, que ya dice ella que somos lo mejor de cada casa y de las mejores no se puede esperar na malo. O sí.

Vaya por dios.

Qué dura es la vida de la estudiante de vacaciones. Todo el día tirada en la cama. Hoy sin gimnasio. Y sin hacer na, claro, que para eso estamos de vacaciones. Y como estamos de vacaciones, estamos Isabel y yo solitas en el piso. Desde aquí lanzo un mensaje tranquilizador para la familia y amigos de Isabel: sus dos madres postizas (las pamplonicas) le echamos broncas en estéreo (Isabel tiene cada ocurrencia que en fin…) y hemos conseguido que compre verdura y tomates. Las pamplonicas prometemos darle la matraca mientras estamos en Polonia para que se alimente bien todos los días. We promise it!!!!!!!!!!!!!!

Amiga Wentworth…tenía que decirlo. Besiiiiis. Cierro con llave mi puerta no vaya a ser que mi vida corra peligro. Muack!

Que conste que ayer la alimentamos bien. Una deliciosa tortilla obra de Lucía, pan tumaca, fuet y jamón serrano. Creo que podría acostumbrarme a cenar eso todos los días. ¿Quién no?

Volviendo al domingo….

Conseguimos encontrar la cafetería de POPOTEEEER! Vale, igual el ir gritando por la calle que necesitábamos un español que nos guiase porque no nos aclarábamos con el Google Maps no sirvió de mucho… Pero para algo tuvo que servir porque oye, hay más españoles que escoceses en Edimburgo. Y nosotras encantadas, claro.


DSC_0487 DSC_0488 DSC_0489 DSC_0479 DSC_0480 DSC_0481 DSC_0482 DSC_0483 DSC_0484

Ay, que maravilla comer donde nació Popotter. Donde por cierto había más de un español.

¿Y el baño? Igual estuvimos un cuarto de hora sacando fotos. DSC_0520
DSC_0500 DSC_0502 - copia DSC_0503 DSC_0504 DSC_0505 DSC_0506 DSC_0507 DSC_0508 DSC_0510 DSC_0511 DSC_0513 DSC_0514 DSC_0515 DSC_0516 DSC_0517 DSC_0518 DSC_0519 Baño

Pero lo mejor de todo fue SIN DUDA ALGUNA, el milkshake. Creo que podría acostumbrarme a comer todas las noches pan tumaca, tortilla, fuet, jamón y un milkshake de chocolate. Vaya, un batido, pero más rico.

¿Y lo segundo mejor?

La fantástica, amazing, awesome, incredible, no more adjectives found, librería que encontramos. Libros antiguos, de segunda mano. Crónicas de la España del siglo XV, del siglo XVI, libros de 1820… Vale, igual a muchos os parece una tontería, pero tener en tus manos un libro que alguien compró, dedicó, regaló, leyó hace más de doscientos años es fascinante. Vaaaaaaaaaaaaale, soy una friki de la historia. ¿Y qué le voy a hacer? Me queréis igual, ¿no?

DSC_0638 DSC_0641 DSC_0642 DSC_0590 DSC_0597 DSC_0598 DSC_0599 DSC_0602 DSC_0603 DSC_0604 DSC_0606 DSC_0607 DSC_0610 DSC_0613 DSC_0614 DSC_0616 DSC_0622 DSC_0623 DSC_0624 DSC_0625 DSC_0626 DSC_0627 DSC_0636 DSC_0637

En fin… que estuvimos una hora mirando libros como embobadas. No pasa nada. Hemos venido a participar.

Y luego? CORRIENDO A POR EL TREN!!!!!!! Para nada, vaya. Porque llegamos con media hora de tiempo. Mujer previsora vale por dos. Menos mal que teníamos a Lucía con nosotras porque llega a ser por Isabel y por mi y aún estamos allí yo creo. Que no mamás, que somos mu formales, responsables y normales (vale, lo de formales igual no, pero el resto sí).

Un día genial con dos genialidades más.

Genialidades a las que se les ocurrió hacer cena española ayer lunes…con un americano!!!! Cómo tragaba el hombre… si es que… donde esté una tortilla de patatas que se quite una hamburguesa!!!

Ay, voy a hacer la maleta. No me lo creo. QUE NOS VAMOOOOOOOOOOS ENSEGUIDAAAA 🙂

See you soon,

Amaia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s