ODIO LAS IMPRESORAS

Ayer comenzó siendo un gran día. Sí, dormí ocho horas. Great. Todavía no sé cerrar del todo las persianas para que no me despierte la luz a las ocho de la mañana pero NO PASA NADA. Estoy en ello. Odio las persianas. También odio que la señora de la limpieza venga cuando estoy desayunando y me haga levantarme de la silla en la que estoy agonizando tranquilamente. Y para COLmo, ayer no me enteraba de nada en clase.

PERO QUÉ MANÍA TIENEN TODOS LOS PROFESORES CON NO VOCALIZAR UN CAGAO, hablando mal y pronto.

Madre mía.

Eso sí, lo gracioso fue mi momento “perdida en la inmensidad del océano” pero dentro de una puñetera biblioteca. Y no es muy grande, no os creáis. El problema es que no me apaño con los libros. A ver, mil letras para identificar cada libro no, por favor. Que no me entero. 55 minutos de reloj para buscar dos libros. Solo tengo uno en mi poder. Y no sé ni cómo.

Ah, pero es que encima hay distintos tipos de préstamo: hay un préstamo de tres horas (WHAAAAAAAAAAT), otro de una semana, y otro de un mes. Y también son graciosas las multas. El equivalente a seis euros y pico por día de retraso. AMAZING FORMA DE PERDER MI DINERO.

Y eso, caraqueso.

Que intenté fotocopiarme el libro para ahorrarme los mil préstamos que voy a tener que pedir para pagar las multas, porque se me va a olvidar devolver todos los libros cuando corresponda. Y la volví a liar un poco.

Vaya, que no tengo ni puñetera idea de fotocopiar un libro. Cinco fotocopias a la basura, un tipo mirándome raro y mi dignidad volando por la inmensidad del océano. Esta vez NO me he equivocado de tarjeta, I promise mum (qué nivel maribel, cómo avanzo con mi english).

Pero NO PASA NADA.

Spiderman, digo Lucía, vino a salvarme. Me explicó cómo fotocopiar en las puñeteras máquinas del mal con las que estoy condenada a entenderme. Pero ni ella ni María vinieron a la fiesta del mojito. MALD’OJO  PA VOS. Que no hombre, que loff yu tu matx. Amazing despliegue de mi nivel de inglés.

Y vaya… que hasta aquí todo normal.

Bueno, teniendo en cuenta el penco paquetón que me mandó ayer mi ama… Lleno de jamón, chistorras, fuet, chorizo… Lo de ponerme a dieta creo que lo dejo para la vuelta. [CREO QUE ISABEL VA A PEDIRME MATRIMONIO PARA QUE SEAN BIENES GANANCIALES. QUÉ NERVIOS. SHHH. SI ME COMPRA UNAS DESPERADOS LE DIGO QUE SÍ]

Y nada, que hasta aquí todo era normal. TODO. Luego vino la fiesta del mojito.

Y aquí lo dejo que aunque rica en torpezas, soy pobre y no tengo a nadie que lave la ropa por mí.

[CONTINUARÁ…. O NO]

See you soon,

Amaia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s